Todos llevamos dentro de nosotros a un niño, nuestro niño. Algunos lo tienen olvidado, y no logran recordarlo, o bien, saben que allí está, pero estos niños internos no son atendidos, no son sanados, o no son amados. Por lo general en nuestra infancia hemos tenido heridas emocionales, provocadas...